El embarazo, el jefe y las mentiras.


Cuando oigo hablar a mucha gente sobre el embarazo en las mujeres trabajadoras, se me altera absolutamente todo. Estupideces comentadas una y otra vez han llegado a calar hondo en nuestra sociedad. Es tan indignante y a la vez estremecedor comprobar como algunos de los llamados argumentos, han conseguido convencer también a demasiadas mujeres.

Aunque suene desagradable, recordemos algunas de estas perlas que en algún u otro momento hemos podido escuchar:

-¿ Y en el trabajo saben ya lo de tu embarazo? ¿ Qué te dirá tu jefe?

-¿ Vas a dejar de trabajar?

Por no hablar de las respuestas:

- Yo creo que en cuanto lo diga, no me van a ofrecer ningún otro puesto superior.

- Es posible que cuando me reincorpore, me echen....

- Cuando se enteren en la oficina, mi jefe se agarrará un cabreo....

Pero aún así, lo peor está en la mente del jefe (hombre o mujer, lo mismo da). ¿ Nunca habéis escuchado esto?:

-Fijate, ahora se ME (sic) queda embarazada la de contabilidad, en el momento más oportuno, menudo problemón....

- Se ME (sic,sic) han quedado embarazadas dos de golpe. ¡Del mismo departamento!.

- Uff, ésa. Cualquier día se NOS (sic,sic y sic) queda embarazada y nos deja un marrón....

No sigo porque paso de cabrearme a estas horas y yo con estos pelos. No suelo hacerlo mucho, pero creo que es suficiente para saber de lo que estoy hablando. Estoy convencido que muchas de vosotras habéis padecido estas situaciones o conocéis casos del mismo o mayor nivel de estupidez humana.

Llegado este punto, y para los que aún no se enteran, simplemente hay que decir lo siguiente:

El embarazo AVISA. Es normal que una mujer avise en su puesto de trabajo que está embarazada como mínimo 5 meses antes de lo que comenzará su ausencia. Lo habitual es aún más. Por tanto,

Tienes 5 meses para planificar: el ritmo de trabajo para el periodo de maternidad, las funciones claves a delegar o repartir, los planes de desarrollo de proyectos para coordinarlos antes de la ausencia y posteriormente a la reincorporación. Esto sería en el caso que el puesto de trabajo tuviera responsabilidades corporativas o influyera en la gestión directa de un área.

Si el puesto no fuera de gestión y hablaramos de un área más funcional, tienes 5 meses para buscar una persona que la sustituya durante el periodo de maternidad. ¡5 meses! ¿ qué empleado que se marcha de la empresa te preavisa con 5 meses de antelación? ninguno. ¿qué empleado que causa baja repentina te avisa? ninguno. Tienes tiempo de sobra para redefinir el perfil del puesto de trabajo, adaptarlo a una situación temporal, establecer los tiempos de búsqueda, contratación, formación y desarrollo del futuro empleado. Además, cuentas con ayudas para ello. ¿Qué más quieres?.

Pues no contentos con eso, multitud de veces hemos conocido como el jefe (hombre o mujer, lo mismo me da), le hace la vida imposible a la trabajadora, la humilla hasta el último día y le echa en cara la situación con frases del tipo: "¿ y ahora qué voy a hacer yo, eh?. ...." A mi se me ocurren unas cuantas cosas que puedes hacer, pero mejor no publicarlas.......

Resumiendo, que el hecho que una trabajadora se quede embarazada es en primer lugar un motivo de alegría, en segundo lugar una situación que hay que analizar y tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta los plazos y las funciones del puesto y en tercer , lugar es un momento especial para la persona. Ser conscientes de estas tres cuestiones, tendría que ser lo normal, lo habitual.

Porque no sólo contentos con eso, lo siguiente que hay que escuchar suele ser: "Oye, ¿ No tendrás pensado cogerte jornada reducida cuando te reincorpores, no?". Entonces, apaga y vámonos. Y no sigo escribiendo porque me hierve la sangre y uno no está para estas cosas cavernícolas.

Por cierto, estamos en 2007, pleno siglo XXI ya.....Lo normal sería que los hombres pudieramos también estar los primeros cuatro meses junto a nuestro hijo y su madre, ¿no?......


15 Comentarios:

Alberto Sagredo dijo...

En mi caso, mi mujer lo notificó con esos 5 meses de anterioridad, y no fue hasta mes y medio antes , cuando buscaron su sustituta durante su ausencia.

Ahora sigue teletrabajando de baja maternal, porque no dio tiempo a formar a la otra persona. Eso es culpa de la embarazada también ,verdad?

Apoyo todos tus comentarios, porque lamentablemente los he vivido , los ha vivido mi mujer , y creo que lo viven todas las mujeres trabajadoras llegadas al punto de quedarse embarazadas.

Algún siglo de estos , lo superaremos.

Dioni Nespral dijo...

Gracias Alberto,

Efectivamente, es lo habitual. Pero además, ten por seguro que poca autocrítica habrá. Pensarán que encima es parte de su obligación lo de teletrabajar.

Sigue siendo un poco tabú hablar de estas cosas, pero demuestran como las empresas tienen que empezar a ponerse las pilas en cuestiones básicas de las personas.

Espero que no tengamos que esperar muchos siglos....

Enrique dijo...

Conozco de primera mano el caso de una empresa que tras reincorporarse 4 trabajadoras tras dar a luz, se inventaron una supuesta situación de suspensión de pagos para que las 4 aceptaran irse.

Habían pedido reducción de jornada.

RRHH lo llevaba una mujer que en cada uno de sus dos partos desapareció durante un año de la empresa.

Y digo yo: si no las dejamos que den a luz, ¿quién nos va a pagar las pensiones? Lo digo porque los inmigrantes NO lo van a hacer ya que se acabarán volviendo a sus paises cuando hayan acumulado el dinero que consideren suficiente.

Dioni Nespral dijo...

Gracias Enrique por compartir esa información. Es increible, pero cierto. Malgastamos talento, eliminamos motivación, aniquilamos creatividad y destrozamos momentos importantes de la vida.

Es todo más sencillo que como nos lo quieren presentar.

Es también interesante el detalle, aquí sí, de que el jefe de RRHH ( con perdón) era una mujer que había solicitado lo mismo para ella, pero no le debía interesar cuando se trataba de los demás......

Anónimo dijo...

Unos conocidos fueron a trabajar a Suecia, se quedaron embarazados y ambos, tanto la madre como el padre tuvieron un año completo de baja de maternidad/paternidad, unos meses después del parto volvieron con su hijo hasta que finalizase la baja, me comentaban que por allá nadie se atreve a cuestionar estos temas, no hay peligro de despidos, ni presiones, vamos que lo tienen muy asumido .. y como bien decían las empresas suecas tambien tienen beneficios ... si se plantease algo aquí ... no quiero ni pensar lo que dirían algunos desaprensivos.

jose antonio dijo...

Con independencia de que haya empresarios/as cavernícolas, que no merecen justificación, también hay trabajadoras muy listas, y tampoco se lo "merecen" sus jefes y compañeros/as.

Por otro lado, no es posible meter en el mismo saco a empresas de 200 trabajadores, con las de 20 y/o con las de 2 trajadores, ya que la perspectiva debe ser completamente distinta.

No cabe duda que las únicas que pueden tener hijos son las mujeres pero el problema no está relacionado tanto con con el sexo del "patrono" como con la dimensión de la empresa, por lo que para ambas cosas es una cuestión de "tamaño".

Dioni Nespral dijo...

A anónimo, pues es hora de empezar a plantearlo, no?. Imagino que irá poco a poco, pero es lógico que los derechos se vayan incorporando.

A José Antonio,discrepo. En varias cosas, pero ceentrándome en el tamaño de las empresas, por supuesto que la perspectiva es diferente, pero la realidad se asemeja. Es una persona por un puesto de trabajo, y eso es lo que hay que enfrentar y hay tiempo de sobra. Quizás en una empresa muy pequeña sea aún más fácil gestionar el cambio. Como siempre es cuestión de planificación.

A la vez, una empresa de 200 empleados se puede enfrentar a tener esta situación de forma permanente ( siempre hay embarazadas) y en mayor número. La situación aunque diferente en el tamaño de la empresa y sus ramificaciones, es exactamente igual en el fondo. Lo demás, para mí, son excusas.

Muchas veces cuando oigo hablar de empresas pequeñas que no pueden planificar, ni se pueden organizar... recuerdo la imagen del empresario que para la compra de su flamante coche ha recorrido todos los concesionarios, ha probado todos los modelos, ha comparado extras, motor, consumo, precios, garantías....leido todos los folletos.....Ya, para eso sí hay tiempo, ¿no? Lo admito, es demagogia, pero es que a veces, la demagogia sencilla explica lo "complicado".

Jorge Uriarte dijo...

La siguiente derivada de este problema suelen ser los comentarios de, ahora ya no trabaja como antes, y las referencias a todas esas responsabilidades familiares que aparentemente sólo afectan a la productividad de las mujeres.

El primer problema, como destacas, es de organización. Y creo que es un síntoma más de la patética estructura productiva de este país.
Nuestro único camino hacia la productividad parece ser el ahorro de coste, bien en salario, bien en sobrejornada no remunerada. Toda inversión en mejora de procedimiento y organización parece disolverse en el aire de los cursos de alta dirección.

El otro problema es el patético machismo que todavía empapa a una gran parte de esta sociedad.
Es un problema cultural grave, pero llama incluso más la atención cuando se presenta en perfiles emprendedores y en muchos casos con un nivel educativo y cultural alto como son los cargos directivos.

Sí, es una generalización, y como tal puede tener contraejemplos, pero mi percepción es que estamos perdiendo dos trenes simultáneamente: El de la pelea competitiva, y el de la calidad de vida conciliable.

Pedro dijo...

Bueno, lo primero comentar que estoy completamente de acuerdo con el articulo, pero queria comentar un caso puntual, de como se pueden llegar a tergiversar las cosas.

Una profesora de Universidad, que se concentra su docencia en el segundo cuatrimestre del año. A continuacion, hace las cuentas para que mas o menos, para cogerse la baja por embarazo en el cuatrimestre que le toca dar clase.

Asi lo hizo, con sus dos hijos. No creo que haya que comentar que el trabajo de un profesor, fuera de la epoca de docencia es escaso, con lo que estuvo 2 años de vacaciones.

Por supuesto, no hubo ningun problema para sustituirla, ni malos rollos, ni nada parecido, pero ese tipo de "planificacion familiar" nos salio a todos bastante caro...

Imagino, que tambien se le puede echar un poco de cara, y tratar de hacer coincidir la baja, con la epoca de mas trabajo en la empresa.

Andres dijo...

Cuando una mujer tiene una baja por maternidad, esa baja se puede cubrir con un coste bajísimo para la empresa. Las reducciones de jornada redundan en un ahorro salarial que se puede invertir en paliar el efecto de las horas de trabajo que se dejan de recibir. ¡Aparte de ser derechos, no cuestan un duro a las empresas!

Los empresarios que tienen problemas con estas cosas son, muy probablemente, explotadores que exigen a sus empleados más de lo que deben, aprovechándose de su situación de poder. Una forma de abuso tan despreciable como cualquier otra.

belen dijo...

Al ver este post tan expresado y dirigido hacia la mujer, hay muchas razones por las cuales he querido aportar mi punto de vista:
Unas que me haya extrañado la no participación de mujeres, ya que todos los comentarios sean de hombres, excepto el de anónimo que no puedo saber de quién vienen,:).
Por experiencia personal no puedo decir mucho pues todavía, no me he planteado esa posibilidad, pero puedo decir que a mi hermana mayor su empresa anterior, le puso su jefe entre la espada y la pared en demasiadas ocasiones, que antes de que se casara, ya le empezaba a avisar, después de casarse, constantemente le ponías trabajos que requería estar, mucho más fuera de la oficina y de Madrid, viajar más, y más constancia con los clientes/empresas.

Hoy en día mi hermana esta fuera de la empresa pero por agobio y presión, por fin!! lo dejo, es otro punto de vista porque las mujeres no nos quedamos embarazadas, el miedo a perder cargos de responsabilidad pues también queremos ser competentes y luchar por derechos dentro de la empresa, al tener un cargo importante, y por otro lado si luchamos por ese derecho perdemos como persona otros al estar trabajando en empresas de éste nivel de exigencia.
En fin embarazos o no es una lucha constante que la mujer debe de hacer dentro y fuera de las empresas, que tengas una mentalidad tan cuaternaria.

un buen post Dioni, un salud

Conchi dijo...

Buen post, como de costumbre! Mis comentarios: Creo que muchas veces es un problema de "vaguería" total. Para un responsable de departamento o al jefe de la empresa le resulta un "coñazo" tener que planificar el trabajo y reorganizar un departamento por lo que vuelca toda su "pereza" en hacer la vida imposible a la trabajadora. Una trabajadora que hasta ese momento era "encantadora", eficiente y modélica, de pronto es una "fresca" que le deja tirado, y que casi está a punto de cargarse toda la estrategia empresarial de ese año. Por su puesto, si había planes de promoción para esa efeciente trabajadora, quedan congelados como poco, y ya empiezan a barajar la cantidad de días que tendrá que faltar para llevar el niño al médico o para atender a reuniones en el colegio. Por que no se les ocurre pensar, que su trabajador masculino, padre, también tendrían que faltar por estos mismos menesteres... pero lo cierto es que la mayoría no faltan. No pueden faltar, qué les dirían en su empresa... Y las mujeres " a comernos todos los marrones, como de costumbre".
Por no hablar de los embarazos "planificados" como algunos comentan. Como si la naturaleza pudiera "controlarse y planificarse". Como si fuera fácil quedarse embarazados!. Algunas veces, puede tocar, como también toca la lotería...! Y muchas mujeres cometen excesos, claro!bajas innecesarias, claro!. Y a alguién se le ha ocurrido pensar que detrás de la mayoría de esos excesos lo que hay es una falta de motivación total y que además lo que se han encontrado nada más comentar que estan embarazadas es "la sincera enhorabuena" de sus jefes y compañeros...
En fin, ya me he extendido demasiado y podría seguir hasta la eternidad...Nuestra sociedad todavía tiene que evolucionar tremendamente para integrar los embarazos en lugar de rechazarlos.

Dioni Nespral dijo...

Por partes,

A jorge, encantado de verte por aqui. Efectivamente, el machismo está presente de forma evidente en el tejido empresarial. esto influye negativamente en la realidad de la persona embarazada. Además, en la mente del empresario está muchas veces la frase fácil o el recurso estúpido del despido. Es un trabajo de profesionalizar la gestión y también, más complejo, de educación.

A Pedro. Creo que la "planificación familiar" que comentas es decididamente dificil de llevar a cabo. Pero en el supuesto que fuera así, creo que una persona tiene el derecho de acogerse a las mayores posibilidades de beneficio que pueda. Y no pasa nada. Además, denota una característica muy humana: que le importa mucho más su vida personal y familiar que la profesional a la cual ha dedicado probablemente de forma intensísima el resto de los años, que por cierto, no nos comentas.

A Andrés:

La demagogia del coste por baja de maternidad es aun mostrada por muchos empresarios que lo que tienen que hacer es ejercer más su papel que estar pensando en como hacer la vida imposible a una persona que está viviendo un momento especial e importantisimo en su vida.

Hola Belen: que bueno verte por aqui y ser la primera mujer en contestar est post. Has tocado un punto especialmente interesante: Muchas empresas ejercen una presión sicológica que va en contra de su beneficio empresarial. Pero increiblemente les motiva como persona-dueño. Es una dualidad que cuesta transformar.

Hola Conchi:

De acuerdo en todo. Pero además en una ultima frase sensacional: Deberían trabajar en la sociedad (y la sociedad es amplia) en integrar los embarazos en vez de rechazarlos. Esta frase engloba la solución al problema. Integrar, siempre adoptando soluciones que se adaptaten al entorno. Pero evidentemente como es más fácil no hacer nada y protestar, el rechazo está en la mente. Que casualidad. Hoy he recomendado el libro que me regalasteis: "El cerebro femenino" y siempre está el que "anonimamente" prefiere "rechazar y lo fácil", en vez de integrar. Gracias por regalarnos la frase. Besos

Anónimo dijo...

Pedro, si piensas que se puede hacer coincidir exactamente la fecha de la baja con la temporada de más trabajo, es que nunca has intentado tener un hijo.

Madre mía, si hay personas que tardan 3 años en concebir!!! como para andar seleccionando los meses...

Anónimo dijo...

Creo que es un tema que habría que analizar a nivel de las políticas laborales. La semana pasada, ingresé a un blog de empleo que trataba este tema.
Les paso el link
http://empleo.universiablogs.net/ceciliaosorio-5