La ciencia abraza al mundo 2.0


Quizás muchos lo pensáramos, y es probable que nos tacharan de locos estimuladores de futuros inapropiados. La Ciencia, la vedette de la investigación y el intocable mundo de los científicos, parecen dispuestos a abrir su cerrado mundo hacia el exterior, aprovechando la invasión de interación y conversación que significa el mundo 2.0.

A través de Wired, conozco la información aparecida en la prestigiosa revista Science, Ben Shneiderman, un científico especializado en computación, y profesor de la Universidad de Maryland, indica:

"the Internet is changing both the methods we use and the things we need to study. The challenge for the next 400 years is to understand how trust and empathy work."

En el editorial, titulado Science 2.0 (disponible a suscriptores), expone que "estudiar las interacciones entre personas será más importante que estudiar las interacciones entre partículas, a la hora de obtener soluciones científicas a los grandes retos en salud, respuesta a desastres naturales y sostenibilidad energética" (traducción libre).

Para Shneiderman, Internet proporciona tal cantidad de información sobre el comportamiento humano, que incluso sitios como Facebook, podrían ser un excelente campo de prueba para diseño científico y que permitirá a los diseñadores científicos moverse más rapidamente desde lo básico al desarrollo aplicado, obteniendo la posibilidad de diseñar un mundo donde las cosas correctas ocurran. (traducción libre).

Siempre he comentado que el poder de las personas será el protagonista del futuro, si no lo está consiguiendo ya hoy mismo. Y esto está ocurriendo en todos los ámbitos y se acelerará su importancia en los campos más tradicionales. Es imparable y toda organización, institución u empresa debe adaptarse a esa realidad.

Además, se produce en sentido positivo. Es decir muchos observamos este fenómeno como una fuente de innovación, parte de la innovación social. En mi opinión, innovación que proviene de las interacciones de las personas, y que puede derivar en proyectos sociales, influencia como grupo de presión, crowdsourcing, trabajo en colaboración, open business, etc..

Las personas suponen un creciente poder en nuestro mundo. Saber atraer las corrientes positivas, aprovechar las sinergías de la interacción e integración y proponer redes de colaboración y entendimiento son los retos de las organizaciones clásicas. La ciencia, fría y metódica, se abre sin retorno, a la exploración junto a las personas.

¿ Quién será la próxima?


3 Comentarios:

Senior Manager: dijo...

Bueno, de hecho ya existen mundos virtuales como Second Life que se están utilizando actualmente como terreno experimental para observar la reacción de los participantes virtuales frente al lanzamiento de ciertos productos y luego poder aplicar los correctivos antes de lanzarlos al mundo real. También IBM propicia a los empleados a crear sus identidades virtuales y así ha creado un mundo de empleados virtuales que incluso van a huelgas virtuales y todo, de esta forma IBM puede predecir conductas de sus empleados y verificar tendencias que los ayuden a seguir determinadas conductas en la realidad.

Valentín Pedrosa dijo...

Yo estoy seguro que surgirán patologías propias del nuevo medio y que habrá que investigar acudiendo a él. Las nuevas formas de relación cuando hay millones de personas implicadas no son formas de relación, son universos paralelos que habrá que estudiar.

Antonio Domingo dijo...

Dioni, como tu bien sabes, que eres una persona leída ;-) la evolución de la humanidad es como un péndulo, en donde está la ciencia en un extremo y la humanidad en el otro.

Acabamos en mi opinión de llegar al extremo del péndulo y comienza a volver hacia el otro extremos, con la nueva vertiente en donde las personas seremos el eje de nuevo, y en donde la interacción de las personas y lo que sale de cada uno desde el interior sera el nuevo motor del mundo.

Y por cierto, me encanta la ciencia y la investigación, pero sin contar con las personas, es un mundo frío y estéril, somos nosotros con nuestros valore y principios los que hacemos que todo tenga sentido, y las sinergias entre las personas son las que realmente consiguen que podamos ser mejores, sentirnos plenos y que el mundo sea un mejor lugar donde vivir.