A la mala crisis....buena Innovación


Decir que "¡estamos en crisis!" hoy, cuando conocemos los datos del paro y el repunte de la inflación, es relativamente fácil. Pocos fueron los que lo indicaron en su momento y a algunos, como el excepcional Marc Vidal, poco más y le echan a los leones. Como bien dice él, hoy los que reían, llorarán. Y podemos discutir si efectivamente es una crisis o es un escenario pasajero. En mi opinión ni lo uno ni lo otro. Es una consecuencia lógica de estrategias inadecuadas.

Sencillamente, no cambiamos. Todos deberíamos saber lo que es la economía. Todos tenemoss responsabilidades. Nosotros como ciudadanos y consumidores por nuestras decisiones y nuestro reparto en el consumo. Los políticos por su particular comprensión de la "economía": el arte de manejar el dinero público de manera que me proporcione más réditos electorales para los próximos cuatro años.

Ahora, cuando todos los especialistas han venido avisando durante años, no sólo a este gobierno, sino a otros anteriores, no sólo a esta patronal, sino a las anteriores, y no sólo a estos sindicatos, sino también a los anteriores, ahora nos proponemos acelerar la economía con la toma de decisiones más o menos electoralistas y más o menos de espéctaculo de magia potagia. Volvemos a empezar la casa por el tejado.

Pero, bueno. Lo importante no es lo dicho hasta ahora. Eso es lo fácil. Pensar que la culpa es del otro.......¡y tú más!, es lo más socorrido. Alguno de nuestros políticos y dirigentes deberían mirar hacía atrás y asumir sus responsabilidades pues muchos de ellos llevan en este tinglado de la política más de la mitad del tiempo que llevamos en democracia. Otros pocos, no tan pocos, llevan pegados a la poltrona décadas y tienen ocurrencias muy singulares. Eso no lo podemos cambiar. Otras cosas, si.

Ayer comentaba, "si la innovación aparece en las crisis, y nosotros somos los supuestos expertos en innovación, ¿es nuestro turno?". Muchos piensan que sí. Yo estoy convencido, quizás tan sólo con una pequeña salvedad: son ellos los que deberían escucharnos de una vez.

Análisis previo:

Todos pensamos que hay que hacer algo, unos lo piensan de forma más concluyente, otros opinan que hay que hacer ciertos ajustes. No nos dejemos engañar por estúpidas promesas electorales. Siempre, siempre hay que hacer cosas. La inmovilidad en la economía es el peor remedio. Porque hay que admitir que el cambio es profundo, rápido y global. Tres aspectos fundamentales para comprender la economía moderna.

Todos los elementos de decisión: gobierno, oposición, patronal y sindicatos, coinciden en señalar que nuestro modelo económico está demasiado volcado hacia el ladrillo y el consumo. Todos se han cansado de repetirlo durante la última década, pero hoy día, 10 años después, seguimos mirándonos el ombligo. Efectivamente, es lo más fácil, pero no lo más indicado.

Todos, absolutamente todos, insisten en que nuestro futuro pasa por la diferenciación en el valor añadido de nuestros productos y servicios. Al ser más sencillo, hemos avanzado en servicios, que a su vez, son fácilmente copiables con lo que su ciclo "valor" de vida es más corto y hemos olvidado la construcción de un modelo moderno basado en la diferenciación y el la profunda innovación de nuestros productos. Lógicamente, es lo más complicado.

Objetivo:

Es evidente que éste es situar a nuestra producción como una de las más avanzadas tecnológicamente y que con un enfoque basado en el uso y conocimiento de las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías, liderando proyectos y soluciones innovadoras para las necesidades industriales y del consumidor final.

Yo pondría el objetivo colgado hasta en la sala del Consejo de Ministros y en todos los organismos implicados.

Recomendaciones previas:

Nada funciona si no se autoanaliza uno. Definir los errores cometidos y asumir su ineficacia es un buen ejercicio previo. Entender la responsabilidad de la gestión es también una decisión que allana el camino.

Elevar a la máxima autoridad el concepto de Innovación. Con I mayúscula. Hacer partícipe de este proyecto a todo el mundo involucrado, incluidos los partidos de la oposición. Es, sencillamente, un reto global.

Entender que la Innovación discurre por una autopista. Construyamos previamente la carretera. De nada nos vale tener un Ferrari si no podemos sacarlo del garaje.

Las acciones no son siempre adecuadas y se hacen miles cada día. El problema no es la cantidad, es la lógica de las acciones. Aisladamente no funcionan. Desarrollos aislados y autónomos son simple gasto y poca inversión. Para entenderlo del todo, léase párrafo anterior de nuevo y el siguiente.

Acciones principales:

Establecer un proyecto estratégico basado en la innovación. No podemos ser líderes de todo, pero sí de alguna parte del mercado. Focalicemos la innovación estratégicamente. Decidamos en qué queremos ser líderes y en donde queremos participar como un "follower". Descartemos aquellos mercados donde no podemos actuar como impulsores.

Llevar las ramificaciones hasta sus últimas consecuencias. No seremos un país innovador y avanzado sino actuamos en las bases: educación y sentimiento de compromiso. Las diferencias en la calidad de nuestra industria las proporcionan las personas. Estas deben de tener un entorno adecuado y diferenciador desde la escuela. Si nos fijamos en la potencia que puede ser India y la ventaja espeluznante que nos llevan los paises nórdicos, entenderemos que una de las claves está en su concepto de educación.

La innovación es extensible a todos los campos. El arte, la cultura, la literatura, la historia o la filosofía, puede también ser un escaparate innovador. Incorporar todo esto en las venas de un país, hace que el resultado final sea más enriquecedor y por tanto, menos copiable y su ventaja sea más permanente en el tiempo.

Los conceptos innovadores tienen una consecuencia importante: modifican todas las estructuras: políticas, sindicales, empresariales y sociales. ¿Estás preparado? ¿están los empresarios, los políticos o los sindicatos preparados para el cambio o simplemente están preocupados de seguir aferrados a su particular mundo?. Si no es una acción de todos, los planes fracasarán. La fuerza de la globalidad requiere del empuje total, no de impulsos esporádicos y en diferentes direcciones.

Atraer talento. Que no retener. Simple frase pero diferente su enfoque positivo. Para atraer, el entorno tiene que ser atractivo. Los proyectos sólidos y la innovación permanente. Si no podemos tener a los mejores, no podremos situarnos en escenarios potentes. Y si a los innovadores y creadores no les damos su "propia autopista", no produciran acciones relevantes. Es todo, no una parte.

La innovación no se detiene nunca. Cuando piensas que lo has conseguido, alguien en otro lugar, está reinventando tu idea. Nuestro "reloj empresarial", no se detiene nunca. Y modifica sus parámetros según avanza el tiempo tradicional, disparándo o ralentizando tu "business time".

Si todos los paises miraran cada día su "business time", se darían cuenta que no transcurre con la misma velocidad o lentitud que la hora tradicional. Y mientras nosotros nos peleamos por qué reloj ponernos o simplemente por ponernos de acuerdo en la hora que es, otros países mantienen su reloj de toda la vida a un ritmo endemoniado. Directos a la innovación.

Y ahora, ¡a trabajar!

Foto de la web: www.mt.educarchile.cl


3 Comentarios:

HectorMilla dijo...

En la sociedad industrial surgieron palabras concepto que responden a una necesidad de gestionar mejor las consecuencias del proceso industrial, esas palabras concepto son: ecología, sostenibilidad, medioambiente... ahora, en pleno proceso de digitalización, la palabra concepto es 'innovación', que ya no actúa como solución sino como cambio de valor, como cuestionamiento de procesos jerárquicos o procesos lineales, incluso como procesos reales, pues otra de las palabras concepto nuevas es la virtualización o la inmaterialización de los procedimientos. A Sociedad Digital le corresponde la Innovación con esa I mayúscula que tu reclamas.

Alfred Suarez. dijo...

Interesante reflexión. Quizás también un breve comentario sobre lo que puede significar "innovar" en economía hubiera estado igualmente muy adecuado en el post, dado los tiempos que corren.

Senior Manager: dijo...

Post muy completo y objetivo...De hecho lo leí dos veces. Como cualquier economía la nuestra también va por ciclos. Algunos son más largos que otros y el nuestro ha sido muy largo... Sobretodo la cresta en la que nos encontramos ahora, pues se ha alargado cada vez más, hecho que nos ha beneficiado en cierta forma...Ahora lo que nos queda es prepararnos para un posible descenso en la cresta con lo que se nos viene encima...definitivamente el año que viene será muy particular para España y Europa.