Cariño, hoy toca Innovación....


Esto es lo típico español. Hoy tengo una de innovación y mañana, lo de siempre. Y al menos, nos quedamos satisfechos unos días. Eso sí, cuando nos preguntan: ¿ Y tú, de innovación, qué tal?

" ¡Pues yo, no paro!". Un fiera.

Algo parecido llevo oyendo últimamente, que si innovar es lo habitual, que llevamos innovando no sé cuantos años, que en esta empresa lo de la innovación nos lo tomamos en serio, etc, etc... Y lo más preocupante: Nos lo creemos. Somos innovadores. Y sin embargo....alguien se queda insatisfecho....

Al mismo tiempo que ocurre lo anterior, empiezan a aparecer empresas de cierta relevancia, instituciones de cierto potencial y organizaciones en general, que se preguntan qué hay de "relevante" en aquello que llamaban innovación pero que no les ha proporcionado el liderazgo prometido. En algunos casos, incluso, tienen la percepción de haber actuado como conejillos de indias de proyectos de eficiencia que han supuesto una gran inversión, pero no un resultado final acorde con el esfuerzo. Iban para futuros innovadores....pero se han quedado en el camino.

Pues ambas tienen razón. Unas han alardeado de innovadoras por impulsos, sin ver más allá de las acciones fugaces y otras han estado esperando por resultados prometidos, que no han llegado a producirse, sintiéndose innovadoras en el proceso, pero no llegando a implantarse. Unas por mucho y otras por tan poco. Los famosos extremos.

La innovación en las empresas no es ya un proceso, requiere de una cultura especial. Necesita de una base formada por personas, que son las que lideraran la auténtica innovación. Aquella que va más allá de los procesos, de las formas, de los conceptos. Aquella que es innata a la empresa, que estimule el sentido de pertenencia, que implique a la dirección, haciendo horizontal la estructura de la organización.

Esto es lo más complejo, en donde debemos poner el máximo esfuerzo. Sin base, sin el sentimiento de las personas a la innovación, el resultado no será impactante, no seremos "únicos". Y el resultado no llega hoy, ni mañana. Tarda. Es lento, pero no eterno.

Si crees en la innovación real, déjate de faroles y apuesta por la única vía posible: empieza desde el principio. Poco a poco y aprendiendo. Sé modesto pero entusiasta. El futuro está ya aquí y sólo tienes que imaginar dónde quieres estar en él. Sin prisas, pero sin pausas, el terreno de la innovación espera que alguien camine por él.


5 Comentarios:

Roberto Carballo dijo...

Una frase de Gabo García Márquez cuando me llegó tu correo: "No se dialoga, se tira palante". El diálogo ha de ser interno. Me identifico. Ya sabes, visítame, www.robertocarballo.com . Hoy me ha tocado hablar de Freud y la fortuna; ayer de aprender en grupo, el domingo de discípulos y maestros, y por ahí vamos, "palante". Un fuerte abrazo, Roberto Carballo

Senior Manager dijo...

Siguiendo el mismo principio de tu consejo final... Estaría bien también saber identificar cuánta innovación se habrá "vendido" como tal, cuando en realidad se ha tratado de adiciones o mejoras de algo ya existente. Hoy en día, con tantas herramientas tcnológicas se hace difícil saber si algo es verdaderamente nuevo o retocado. Un buen camino es ver el el origen de la innovación para saber si realmente estamos hablando de eso.

Avelino dijo...

Ahorrar a toda costa. Mirar con desconfianza las propuestas de gasto sin que haya una contrapartida inmediata de ingresos. Exigir resultados inmediatos.
Estos son los principales enemigos de la innovación.
También es posible que haya por ahí algún que otro vendedor de crecepelo haciendo de las suyas.

Aitor Bediaga dijo...

Cuanta razón tienes Dioni. Al final lo importante es hacer realidad lo que tenemos en mente. Si deseamos innovar lo importante es empezar a dar pasos, ya sean grandes o pequeños, pero avanzar. En este sentido, creo que muchas veces perdemos demasiado tiempo pensando y reflexionando en vez de ponernos "manos a la obra".

Dioni F. Nespral dijo...

Roberto

gracias por pasarte por el blog. Sabes que devoro lo que escribes. DE acuerdo, deberiamos tirar mas "palante"

Senior

La mayoria de la innovación que ha destacado en el pasado-presente es la tecnologica, y ésta precisamente no es considerada unainnovacion por muchos expertos. Es considerada como una base. Condición necesaria en muchas ocasiones, pero no suficiente.


Avelino

El recorte de gasto en muchos casos o inversión en otros casos, es una de las caracteristicas más evidentes de la No.innovacion. Y sin duda, hay personas que venden la moto.....

Aitor

Gracias por pasarte por aqui. Hay un slogan de IBM que coincide con tu percepción: Stop Talking, Start Doing.....