Una vista y el tiempo relativo


Eso es lo que veo cada mañana al levantarme en un perdido pueblo de Mallorca. Todo tiene otro sentido. No sabes por qué las cosas que pasan en el mundo no pueden entender la vida de otra forma. No entiendes por qué el tiempo no se detiene aqui. Si casi parece detenido.....

Esto me ha hecho pensar en una pregunta que me hizo Enrique Brito, sobre la relatividad del tiempo. Es verdad que el tiempo depende del ritmo y del paso que marquemos. Es cierto también que no hay dos horas idénticas. Pero, ¿es esto aplicable a las empresas?

No. Por una razón muy sencilla. El tiempo SI corre de igual forma para todas. Tus competidores, tus futuros empleados, tus mercados, avanzan por el mismo camino del tiempo. Y debes estar en él. Nada puede ser mejor que entender que cuanto más avances en el tiempo del mercado, mejor posicionado estarás para liderar el futuro y más "tiempo relativo propio" tendrás para disfrutar de una vista, de un momento.

Y así se cuentan los días de una semana espectacular, donde, aunque mi tiempo-relativo- va despacio e increiblemente sereno, el tiempo real corre y ahí fuera están mis competidores avanzando las agujas de sus relojes como nunca antes.

Es el colmo de un relojero de las empresas. Voy retrasado.


7 Comentarios:

José María dijo...

Jugueteando con el concepto, muy interesante desde mi punto de vista, de "la edad de tu empresa", se me ocurre que has hablado mucho de estar al día, o estar "en el pasado", pero poco de estar "en el futuro". ¿Qué pasa si la edad de tu empresa es hoy, digamos, 15 de octubre de 2010? ¿Eres un lider de mercado, o malgastas recursos?

Mi opinión es que una empresa debe vivir un poco después de la fecha real, de hecho, para ser exactos, debe vivir más allá del presente ejercicio fiscal, pues es la única forma de estar realmente preparado para los cambios que inevitablemente van a surgir.

Por resumirlo brevemente, la dirección de la empresa debe vivir en el largo plazo, se debe gestionar el talento residente en los empleados en el medio-largo plazo, y la edad de la empresa debe estar en el medio plazo. Esta es la única forma de sobrevivir a los cambios hostiles en el corto plazo.
Se pueden establecer analogías interesantes, pues, si la velocidad de "madurez" de los empleados de una empresa es mayor que la velocidad de "madurez" de la misma, los empleados siempre serán "jóvenes": no envejecerán, y por tanto serán siempre útiles para la empresa.

Dioni Nespral dijo...

Hola josé Maria:

Gracias por tu comentario. He estado desconectado unos dias y ya estoy de nuevo ON.

La respuesta merece un post nuevo que haré en breve. Es muy interesante lo que dices e intentare dar una pequeña opinion.

Si la edad de tu empresa esta en 2010, no malgastas ningún recurso,todo lo contrario. Y es probable que no seas lider del mercado, pero te estas posicionando de forma positiva para el "futuro real".

El Business Time Model es una herramienta que marca una foto dinámica del momento actual y te situa en una hora en particular. Y las variables, muchas cualitativas, que te "situan" atras o delante de tus competidores, tienen que ver con conceptos y tendencias empresariales que serán claves en el futuro. Realmente, pues, el Business Time Model es una herramienta de Futuro.

¿Donde debe vivir una empresa? Pues siempre comparando con sus comeptidores actuales y los que aun no conoce, debe estar lo más adelantada posible. Siempre.

No es una cuestión de la dirección de la empresa, en mi opinión. Se trata de vivir el presente, pero utilizando las tendencias y los conceptos más actuales.

Es mejor eso que planificar los proximos años con antelación pero usando herramientas del pasado.

Claro que tener empleados "más rápidos" o "siempre jóvenes" repercute en el BT de la empresa. Por supuesto. Pero NO es una garantía. De hecho, es sólo una condición, importante, pero una más. La problemática de las empresas es que ignoran el futuro que viene, que algunos venimos pronosticando desde hace tiempo.

En ese futuro, no vale con parchear, sino que es necesario que exista una combinación de factores y de acciones que permitan a la empresa, pequeña o grande, en su entorno y comparandola con sus competidores, estar adelantada a ellos y preparada para tener éxito.

Tener éxito no significa ser el lider. Es una cuestión subjetiva de la propia empresa.

De todas formas, tu excelente comentario requiere de un post más ordenado y extenso.

Gracias por venir al blog.

la vida en red dijo...

Como me gustaría tener en la empresa donde trabajo un relojero del tiempo, las cosas irian mejor

raul andrés dijo...

interesante estoy contigo en que la vida en un entorno separado del "ritmo" hace recapacitar y reflexionar y mucho.

pero creo que el contraste siempre es bueno ;)

Dioni Nespral dijo...

A la vida en red: llevo tiempo intentando convencer a las empresas de tener un business time manager ;)

A Raul:

el contraste te lleva a la realidad. Exacto.

José María dijo...

Hola de nuevo dioni,
no estoy 100% de acuerdo. Si la edad de mi empresa es 2010, dado que el futuro no está escrito, puede ser que esté preparada para una visión del futuro que no se cumpla nunca.
Eso no quiere decir que no haya que tener un plan estratégico a largo plazo, por supuesto, pero exige una planificación cuidadosa que afecta, al menos, a varios frentes:
1) A un diseño de un adecuado plan de trabajo a corto, medio y largo plazo en pos de los objetivos estratégicos que se definan.
2) A un diseño de un plan de gestión de talento que pueda dar una respuesta a corto, medio y largo plazo. En este sentido, está claro que merece la pena tener parte del personal como ojeadores, pero no a la mayoría del personal. En mi opinión hay que tener en cuenta, en este plan 3 aspectos:
a) La colaboración universidad-empresa puede jugar un papel fundamental en este sentido, donde la colaboración puede tomar diversas formas en función del tamaño y objetivos de la empresa, y una relación de este tipo, es decir, con otra organización que nunca será competencia y donde puede subsistir el conocimiento pasado además de ojear muchos futuros (unos más inciertos que otros).
b) Las sinergias con empresas afines.
c) La plantilla, en sus dos sabores, sexo y matrimonio (guiño a http://www.marcapropia.net/2007/07/amor-sexo-matrimonio-y-rrhh.html), ya que hay que planificar que necesidades serán eventuales, y cuáles serán pilares de nuestra organización.

Por supuesto, dado que no conozco el detalle de tu sistema de medición del tiempo, doy por hecho que tienes en cuenta todos los factores y que hablas de estar preparado para el, digamos, 2010 real, en base a preparar planes contingentes (odio el "palabro" resiliente), que cubran las fluctuaciones del corto plazo. Sólo quería manifestar mi deseo de un artículo tuyo con tu opinión sobre un tema que tiene más miga de la que parece y que descuidan las grandes empresas.

Coincido contigo y con otros comentarios que he leído en cuanto a la ausencia, en general, de atención por parte de los comites de dirección en este sentido al elaborar los planes estratégicos, que, desgraciadamente, muchas veces sólo tienen como objetivo un control de costes a corto plazo.
Ojalá cuando las empresas visionarias se den cuenta de la importancia de estos aspectos cuenten con un buen "relojero", de plantilla o externo.

Anónimo dijo...

有什么 有什么网址 有什么新闻 有什么博客 有什么论文 有什么爱秀
有什么图片 有什么音乐 有什么搜商 有什么帖客 天气预报