Nueva etapa en el blog



Han pasado unos meses desde que ya no escribo regularmente. Los motivos son variados y en ocasiones dificiles de explicar, pero creo que tampoco era cuestión de ir abandonando el blog, sino de darle una vuelta al concepto para adaptarlo a las circunstancias personales y profesionales así como al entorno general de la Red.

Quizás llevaba mucho tiempo dándole vueltas a ello y cada día me costaba más decidirme por lo que sin duda la cabeza me iba pidiendo. Todo el entorno ha cambiado, los blogs se han ido debilitando en contenido y creciendo en continente. El valor, cuestión importante, ha ido decreciendo arrasado por la instantánea de los 140 caracteres, lo que hoy ya todo el mundo llama: " La Red en tiempo real".

No creo que sea casualidad que esto mismo le ocurra a muchos de los bloggers a los que he seguido y sigo. Cuando nos vemos en eventos o reuniones, todos destacamos la dificultad de seguir escribiendo con la intensidad que lo hacíamos. Todos ponemos excusas, el tiempo, la vida personal, la intensidad profesional en tiempos de crisis, etc, pero la realidad es que muchos vamos dejando el, sencillo pero a la vez complejo, arte de escribir de forma habitual.

La culpa no es del todo de los 140 caracteres, de la invasión de las redes sociales, pero si de su influencia en la atención. Hemos caido en la inmediatez de la información, acelerando exponencialmente nuestra capacidad de respuesta y de breve reposo frente a la palabra. Cada vez es más dificil pensar lo que dices y se tiende a decir lo que se piensa. Quizás porque ante tanta velocidad, el pensamiento pierde valor con el transcurso del tiempo. Y sabemos que cada vez la diferencia entre el valor real y el percibido es mayor.

Así, cuando escribes en un blog de forma reposada acontecimientos que te han llamado la atención o reflexiones sobre conceptos que consideras importantes, la Red ha digerido previamente miles de mensajes de 140 caracteres opinando e informando sobre ello, cientos de personas en redes sociales generalistas se han cruzado e intercambiado mensajes, artículos, videos y documentos sobre el tema. Sencillamente, crees que poco más puedes aportar. Al menos, eso me ocurre a mí.

Por ello, he tomado la decisión de revisar todo lo relativo al blog. Definir de nuevo el por qué, orientarlo más hacia conceptos de innovación más concretos, revisar la temática del blog y crear, o no, un apartado específico para el Business Time Model, incorporar de forma más rápida aquello que me ha llamado la atención y que dejo de compartir bien porque días más tarde no tiene encaje en un post o porque sinceramente no "da para un análisis más profundo". Todo ello, creo que acompañado de un cambio de imagen general. Hoy dia no tienen sentido para mí el número de visitas (empezando porque ni siquiera indican la realidad), ni tampoco los rankings o número de seguidores, porque esto no es una competición de nada. Por tanto, creo que todo esto deberá desaparecer. Y hay cosas de la Web 2.0 que ya no comparto, lo que llamo las gilimodas 2.0. Y también deberé dejarlas de lado. Los que quieran seguir en la nube, perfecto, pero creo que debemos de aterrizar muchas cosas. Y eso me gustaría seguir haciéndolo en el blog.

También hay una cuestión profesional. El trabajo es cada vez más intenso, requiere mucha más atención y me gustaría reflejarlo aqui. Cada día estoy más involucrado en iniciativas de innovación con empresas e instituciones. Y me gustaría mucho más recomendar proyectos interesantes que conozco de forma esporádica, pero que me llaman la atención. Creo que he sido muy prudente, pero también llega el momento que el blog refleje mucho más la actividad que desarrollo, manteniendo la discreción lógica, pero incorporando a gente y talento que veo cada dia. Y hay mucha gente que aprecio, que sigo y que me gustaría que participaran de alguna manera.

También tengo un objetivo claro de reorganizar las herramientas que tenemos al alcance. Y esto va tan rápido que en muchas ocasiones descuido todo lo que voy publicando en linkedin, en sus grupos de trabajo, en twitter, en los interesantes debates cruzados que se producen via etiquetas momentáneas, etc... Por no hablar de los enlaces de delicious que se empiezan a acumular sin sentido del orden....

Y necesito tiempo para volver a la "atención digital". Revisar totalmente el Reader y adaptarlo a mi ritmo actual. Antes todo corría por Reader y ahora todo se acumula allí. Muchas personas somos ya las que confesamos que le damos a "marcar todos como leídos", con lo que ello implica a la hora de situar en el mismo escalón posts que me interesan con aquellos que sin entrar en su valoración, nunca leo o no son de mi interés.

Y queda el famoso libro. Y mis compromisos con gente a las que he prometido mi participación en iniciativas interesantes, y también la participación en un dinámico grupo de innovadores y los programas de mentoring y ........

Y .......llega una nueva etapa. Al menos me siento mejor explicando tanta ausencia. Espero que a todos os guste el cambio, que tardará algún mes que otro en llegar, y que me permitirá seguir publicando de forma más espaciada hasta el momento del cambio. Nos seguimos leyendo. Hasta pronto.

Foto: Mirada de Gijón. Dioni Nespral


6 Comentarios:

prensa14 dijo...

Te echabamos de menos. No lo dejes Dioni y muchas gracias por tus reflexiones.

Leo Borj dijo...

Dioni, en twitter nos diste un susto tremendo, se podría interpretar que cerrabas el blog, me resistía a creerlo. Con tu entrada de hoy y lo que nos cuentas en ella, confirmamos que tu presencia en la red es imprescindible, de gran valor para muchos, que consigues articular con claridad meridiana las tendencias que subyacen en los comportamientos de personas y empresas y lo más importante, que sigues con nosotros.

lboisset dijo...

Totalmente de acuerdo con tu análisis de la "decadencia" de nuestros blogs. Como Leo yo también me había asustado por tus comentarios en twitter y me alegro un montón por esta declaración de intenciones que entiendo tan acertada. Muchos tenemos aún que hacer este ejercicio de reflexión sobre lo que queremos hacer con nuestra presencia en red que en estos momentos esta desbordada por la inmediatez y la sobredosis de información: no solo twitter ha matado los blogs, también los cientos de blogs "profesionales" qe agregan miles de entradas y las famosas "listas de...." que estos dias hasta SmashingMag criticaban. Entre que hay demasiado que leer (que apartar diría yo) y que el que escribe algo interesante perece en la avalancha de mediocridad se nos escapa lo bueno. Yo cada vez que abro el reader me cargo de golpe más de 300 pendientes ¡Cuanto me habré perdido! Como dices para cuando tienes una opinión formada que te gustaría compartir o ya ha pasado el momento o te das cuenta que tu opinión ya la han expresado otros. Además esa avalancha te dispersa en los objetivos.

Ya lo estoy haciendo yo, que me disperso... centrémonos... Gracias por seguir aquí.

Ivan Garcia dijo...

Nunca se debe abandonar un blog, que luego se pone triste y llora!

Un saludo!

Avelino Vallina dijo...

Dioni, piensa que él nunca lo haría.

Por cierto, hermosa vista del Club.

Saludos.

Josep Sanz dijo...

Estimado Dioni, no puedo estar mas de acuerdeo con tu reflexion y como lector de tu blog te pido que continues con él. Me considero un emprendedor sin empresa y ando buscando ese proyecto que me decida a dar el paso, por eso te leo con atención y hecho en falta opiniones, ideas y reflexiones con fundamento en la red, por lo general uno no encuentra más que morralla y cuando encuentra alguien que habla con sentido se agradece. Adelante!