No valemos lo mismo.


Reconozco que le llevo dando vueltas dias y dias. Antes de escribir el post, he reflexionado sobre el sentido que le quería dar, y como siempre, es mejor decirlo como me viene, que es quizás el mejor de los consejos que alguien me dió allá cuando comenzaba la aventura de postear.

Quizás es demagogia, quizás es "despertar al revolucionario" que dicen que llevamos dentro. Sea lo que sea, ese es el sentimiento que me ha quedado estos días, tras escuchar, leer y observar como los grandes poderes han salido al rescate de aquellos que no han cumplido con lo que se les presumía: control de las operaciones y ética en el desempeño de su trabajo.

Me decía el otro día Antonio España, excelente blogger, aquella conocida frase de:

"Si alguien debe un millón (de las pesetas) al banco, tiene un problema; pero si le debe 1.000 millones, el problema lo tiene el banco"

En el mismo sentido, a mayor nivel, el problema lo acaba teniendo el Estado, es decir, nosotros. O simplemente, nos tiramos a "hacer dinero con la maquinita", mientras nos tapamos los ojos. Soluciones reales para situaciones casi de ciencia ficción.

Está claro que la situación, dantesca y diabólica, necesitaba una solución drástica. Pero, ¿alguien se ha parado a pensar en la brutalidad de miles de millones de euros que han salido al rescate de la furia monetaria y la avaricia de los mercados? Realmente son cifras mareantes, cifras que van a ser utilizadas para calmar a los que menos lo necesitan, simplemente para que sigan siendo los que más tienen.

He conocido durante los últimos años a cantidad de emprendedores, gente que ha puesto lo que tenia y lo que no, en proyectos de empresa que fueran bien o regular, necesitaban permanentemente de una inyección de liquidez para poder sortear momentos malos. ¿Y a cuántos han escuchado? ¿Y al rescate de quién hemos salido? ¿No vale lo mismo? ¿No hay personas y familias que sufren también en estos casos?

Sí. Todos somos iguales ante la Ley. Bueno, va a ser que no. Y que no nos cuenten que esto también valdrá para que la cadena vuelva a funcionar y que esos pequeños empresarios volverán a ver sus negocios en marcha. Me temo que no pueden esperar tanto. Es más, lo que ocurrirá es que aquellos que más tienen, tienen más información, más poder y más capacidad de comprar ahora mucho más barato que antes, con lo que acapararán más riqueza. Quizás haya empresas que necesitan urgentemente "30.000 millones de euros", no porque el mercado haya sido injusto con ellas, sino porque no han hecho las cosas con rigor. Pues al mismo tiempo, hay miles de empresarios medianos y pequeños que necesitan "6.000 euros" para poder hacer frente a las nóminas del mes. Y a éstos, que han cumplido a rajatabla las leyes y han actuado de forma ética, nadie les ha rescatado. No valen lo mismo.....Ok, es demagogia....

Y por no hablar de la inmovilidad de los gobiernos cuando se trata de solucionar y aportar fondos de "volumen real" a los paises pobres. Para eso no corren tanto. Eso sí, quizás alguno diga que esto es demagogia compulsiva.......

Y sin duda, luego está el tema de los salarios de ejecutivos de esas firmas. El máximo ejecutivo de Merrill Lynch y dos de sus ejecutivos que fichó al llegar al cargo, se pueden embolsar nada más y nada menos que 200 millones de dólares por menos de un año de trabajo.....

Y tu, ¿Cuánto vales?



7 Comentarios:

Antonio Domingo dijo...

Brillante, como siempre, poniendo el dedo en la yaga.

Efectivamente si pusieran esos 30.000 millones de euros distribuidos en medio millón de créditos blandos o a fondo perdido de 60.000 euros cada uno, para emprendedores que lleven menos de 10 años de actividad (es un ejemplo), verías como avanzaba la economía, sobretodo, como bien dices, porque la mayoría son personas que suelen cumplir con sus obligaciones fiscales IVA IRPF etc, pero... suele ser al revés, los que se ayudan son entre los grandes capitales y los que tienen la sartén por el mango, y a nosotros, que nos busquemos las habichuelas para solucionar "nuestro problema".

Dioni F. Nespral dijo...

Gracias Antonio

Tu sabrías buscarle además, salida provechosa. Creo sinceramente que estas reflexiones son las que deberían llegar más a cuajar en el pensamiento público.

Pero al final, lamentablemente, el poder del dinero es unidireccional.

Ah, Habrá previsto algún rescate para el IVA del Tercer trimestre??

Saludos

Andres dijo...

Buenas, empieza a desesperarme que solo podamos encontrar sentido común en blogs como el tuyo y en general en gente brillante en La Red.

Esta semana me han contado historias para no dormir sobre la forma que se tira el dinero en algunas de las grandes empresas de este país.

Estoy cansado de que quienes son incapaces de dar un crédito a un emprendedor, tengan todas las facilidades para que los estados-papá les saquen las castañas del fuego.

No se si este terremoto va a cambiar el sistema, pero de lo que estoy seguro es de que nos va a volver más independientes y vamos a empezar a pensar en cuidarnos por nosotros mismos.

Perdón por el desorden de ideas.

Roberto Carballo dijo...

Esta claro que esto no es nuevo, y vengo comentándolo en mi blog desde hace tiempo, hasta recientemente, pero cuando ocurre nos desespera a todos, porque sentimos el grado de injusticia a que se puede llegar, y esto no es más que el comienzo. Y es desmoralizante para los que trabajan, que son la mayoría, para los que lo pasan mal, que son muchos, para los que no son ni siquiera escuchados, que son casi todos. La recesión es el producto del exceso de ambición de los más ambiciosos, de los que tienen más poder, que no han podido ni querido parar sus ansias y su alexithimia, y han seguido viviendo por encima de sus posibilidades. Hoy ni siquiera el problema es de hipotecas o de recesión constructiva, que lo es; el problema es que no han parado de pedir préstamos y sido amparados por el sistema financiero para seguir su compra de otros por encima de sus posibilidades. Muchas de las empresas "entrampadas" lo están porque se han lanzado a una carrera de absorciones que rebasaban con mucho sus capacidades. Ha habido muchas más Enrom de las que hemos querido admitir. Negocios que sólo son negocios, pero que no crean ni valor, ni empresas, porque a veces somos fáciles para confundir valor y precio, y como decía Machado, bien dicho, es una necedad hacerlo. Bueno, te dejo. Gracias, Dioni. Entiendo que hayas tenido que reflexionar para decir, porque también decir tiene un coste, pero es necesario denunciar lo que está ocurriendo, y siempre nos quedaremos cortos. Un abrazo, Roberto Carballo. Aldebaran Innovation

Senior Manager dijo...

Está claro que se trata de un problema de intereses creados, pues ya me dirás tu si los bancos de inversión eran necesarios en este mundo comercial y financiero tan frágil y convulso...habría que preguntarse quiénes de los poderosos se han visto afectados por la caída de la banca americana y por qué hay tanto énfasis en que los gobiernos metan la mano.
Slds
SM

Avelino Vallina dijo...

A mí me gustaría saber si les van a pedir que devuelvan los bonus que han recibido los ejecutivos de las empresas ahora en crisis.
O si van a devolver los beneficios supermillonarios que, supuestamente, han tenido en los últimos años.
Un alto ejecutivo de una multinacional tiene una vida media en su puesto de unos cinco años. Todo lo que haga en la empresa estará encaminado a conseguir los objetivos marcados que le permitan, por un lado, seguir en su puesto y,por otro, cobrar los bonus o las sotck options que tenga fijados. Lo que le ocurra a la empresa a medio plazo le trae sin cuidado porque él ya no estará en ella, pero, además, no puede permitirse trabajar con ese horizonte porque no cumpliría los objetivos y le despedirían mucho antes.
Esta es la perversa situación que se ha creado en las grandes empresas en los últimos diez años.
Por eso no puede extrañarnos el descalabro actual.
¿Quién lo va a pagar? Los mismos que pagamos todo siempre.

raulandres dijo...

Bueno ya sabeis, me uno al cambio, esto tiene que cambiar, y se puede cambiar. Ahora.

gracias Dioni por compartir tus pensamientos, me muero de ganas de tener un blog personal y apoyar/compartir más.

saludos!